Plaza de España

Construida para la Exposición Iberoamericana de 1929, la Plaza de España de Sevilla es un espacio monumental y majestuoso que constituye no solo una de las principales señas de identidad de la capital hispalense, sino de todo el país.

La Plaza de España es una obra monumental y majestuosa y para su creación fueron necesarios 15 años de obras durante los cuales se emplearon 1.000 trabajadores al día.

Para la construcción de la plaza se utilizaron elementos tan sencillos y comunes como el mármol, el ladrillo tallado, la forja y los azulejos fabricados por los maestros artesanos de Triana.

Años después de la exposición la plaza cayó en el olvido y sufrió un periodo de abandono durante el cual se vio seriamente deteriorada, pero afortunadamente fue restaurada en profundidad para recuperar su brillo y su esplendor.

Un paseo por la Plaza de España

Extendiéndose sobre el Parque de María Luisa con una forma de elipse que se abre como si fuera un abrazo, la inmensa plaza está presidida por un gran edificio central que se encuentra enmarcado por dos torres de estilo barroco de más de 70 metros de altura.

El edificio está cubierto por una galería con techos artesonados que cubren 48 bancos con una hermosa decoración a base de azulejos que cuentan diferentes capítulos de la historia que representan las provincias españolas.

Uno de los principales atractivos de la plaza es un canal de 500 metros de longitud por el que se puede pasear en barca que se encuentra cubierto por varios puentes.

Una visita imprescindible

La Plaza de España es uno de los principales lugares de interés de Sevilla, por lo que compone una visita imprescindible. A pesar de que es muy común verla en fotos antes de visitarla, es uno de esos lugares que sorprende por su belleza, su tamaño y la complejidad de su arquitectura.

En varias ocasiones la plaza se ha visto convertida en el plató para el rodaje de diferentes películas de Hollywood como Lawrence de Arabia, El Dictador e incluso Star Wars.

Transporte

MetroPrado de San Sebastián, línea 1.