Catedral de Sevilla

Construida sobre los restos de la antigua mezquita de la ciudad, la Catedral de Sevilla es el templo gótico más grande del mundo y el tercero de mayor tamaño por detrás de San Pedro del Vaticano y San Pablo en Londres.

Echando la vista atrás

A finales del siglo XII se encargó la construcción de la mezquita de la ciudad. Un siglo después, cuando Sevilla fue conquistada por los cristianos, la mezquita pasó a convertirse en la iglesia de Santa María y catedral de la ciudad, conservando el gran alminar que se convertiría en la conocidísima Giralda.

La catedral cuenta con 10 puertas, siendo la principal la Puerta de la Asunción, y la más antigua la Puerta del Perdón, la única que se conserva de la antigua mezquita almohade. La Puerta del Príncipe, localizada en la hermosa Plaza del Triunfo, es una de las más transitadas por los visitantes.

Qué ver en la Catedral

Un paseo por la Catedral es un resorte que remueve los sentidos y resulta complicado centrar la atención en algún punto debido a sus impresionantes dimensiones y a que se encuentra repleta de brillo y esplendor.

El templo cuenta con un patrimonio artístico muy rico y variado y entre sus paredes pueden verse algunas obras maestras de la historia de la pintura. A continuación, indicamos algunos de los principales puntos de interés.

  • Retablo Mayor: Uno de los puntos más remarcables de la catedral es el retablo mayor, ya que es el más grande que existe en la cristiandad. Esta obra de arte elaborada en madera policromada cuenta con 400 metros cuadrados de superficie a lo largo de los cuáles se encuentran más de 200 figuras de diferentes santos.
  • Tumba de Cristóbal Colón: Este magnífico monumento es uno de los puntos en los que se centran las miradas de los visitantes. La tumba se encuentra sostenida por cuatro figuras alegóricas que representan los cuatro reinos que tenía España en aquella época.
  • Un paseo por las nubes: Es posible pasear literalmente por el techo de la Catedral. El recorrido por las cubiertas ofrece una panorámica única de la ciudad desde un punto de vista muy especial.
  • Patio de los Naranjos: Herencia directa de su pasado como mezquita, el Patio de los Naranjos es un remanso de paz repleto de luz y color, ideal para relajarse a la sombra de los árboles mientras se observa el templo desde el exterior.
  • Giralda: La torre del campanario de la Catedral es uno de los puntos más atractivos para los visitantes, ya que ofrece excelentes vistas tanto del templo desde las alturas, como del resto de la ciudad.

Impresionante e imprescindible

El conjunto formado por la Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias fue declarado Bien de Valor Universal Excepcional por la UNESCO en el año 2010. La Catedral constituye una visita imprescindible a la hora de conocer la ciudad y siempre consigue sorprender a sus visitantes con sus enormes proporciones y la riqueza de sus elementos decorativos.

La mejor opción para visitar la Catedral es hacerlo de la mano de un guía especializado que os enseñará los rincones más interesantes. Podéis reservar la visita en este enlace:

Horario

Lunes: de 11:00 a 15:30 horas.
De martes a sábado: de 11:00 a 17:00 horas.
Domingos: de 14:30 a 18:00 horas.
Julio y agosto
Lunes: de 10:30 a 16:00 horas.
De martes a sábado: de 10:30 a 18:00 horas.
Domingos: de 14:00 a 19:00 horas.

Precio

Adultos: 9€. Incluye entrada a la Iglesia del Divino Salvador.
Jubilados y estudiantes menores de 25 años: 4€.
Menores de 14 años: entrada gratuita.
Lunes de 16:30 a 18:00 horas entrada gratuita.

Transporte

Metro: Puerta de Jerez, línea 1.
Autobús: líneas C4, C3, 5, 41, 42, C1 y C2.