Dónde comer en Sevilla

Dónde comer en Sevilla

Con una gastronomía marcada por su excelente clima con infinidad de horas de luz y su cercanía con el mar, Sevilla es una ciudad con una extensa oferta culinaria repleta de sabores que hace las delicias de todo aquél que la prueba.

No existe mejor forma de sumergirse en la cultura e historia de Sevilla que descubrir sus sabores, colores y olores a través de sus innumerables platos típicos. La gastronomía típica sevillana cuenta con el aceite de oliva como excelente base para la mayor parte de sus platos.

En la ciudad es común la costumbre de comer “de tapas”, pequeñas raciones que se suelen tomar acompañadas de una bebida (son comunes los vinos dulces) que ofrecen la posibilidad de probar diferentes platos sin llenarse demasiado.

Estos son algunos de los platos típicos que podéis probar en la ciudad:

Platos típicos

  • Pringá: Sencillo y certero, la pringá es uno de los platos de tapeo típicos de la ciudad. Surgido de la idea de aprovechar los restos del cocido, es tan sencillo de preparar como desmenuzar los restos de carne para untarlos en un pan pequeño y esponjoso.
  • Gazpacho: El gazpacho es uno de los platos más típicos de Andalucía, especialmente durante los calurosos meses de verano. Se trata de una sopa fría preparada a base de tomates, pimientos y pepino.
  • Pescaíto frito: Sencillo de preparar y muy agradecido, en este plato se suelen utilizar pescados pequeños que se rebozan en harina y se fríen en aceite de oliva. Es común que se sirvan en cucuruchos de papel.
  • Espinacas con garbanzos: Tan fácil como suena, su elaboración consiste simplemente en la mezcla de espinacas y garbanzos cocidos que se fríen con una mezcla de especias.
  • Papas aliñás: Una de las tapas más típicas de Sevilla son las papas aliñás, patatas cocidas que se sirven frías y aliñadas con aceite de oliva, vinagre, cebolleta y perejil.
  • Huevos a la flamenca: Tal y como suena, este plato tan típico consiste en un huevo frito que se sirve con verduras y salsa.
  • Rabo de toro: El rabo de toro se suele preparar rebozado en harina y frito, acompañado de cebolla, puerro y zanahorias.

Mejores zonas para comer

En Sevilla no tendréis problemas para comer bien en prácticamente cualquier rincón de la ciudad, encontraréis bares con tapas y menús muy completos prácticamente en todas partes.

Una de las zonas más recomendadas para comer es el barrio de Santa Cruz, ya que, aunque se trata de una de las zonas más turísticas de la ciudad, ofrece una excelente relación calidad-precio y cuenta con una oferta muy variada.

El barrio de Triana es otro de los puntos de encuentro más populares tanto para los locales como para los turistas para disfrutar de las tapas más deliciosas.

Visitas gastronómicas

Si queréis disfrutar al máximo de la gastronomía andaluza en compañía de un guía que os llevará a los mejores lugares, os recomendamos echar un vistazo a los tours que os ofrecemos a continuación: