Feria de Sevilla

Feria de Sevilla

Luz, color y alegría en un espectáculo de caballos, farolillos de colores y trajes de flamenca. Fundada por un catalán y un vasco en 1846, la Feria de Sevilla es una de las celebraciones más importantes no solo de Sevilla, sino de toda España.

La Feria de Abril se celebra cada año en el barrio de los Remedios ocupando un espacio de más de 450.000 metros cuadrados en el que se extienden más de 1.000 casetas.

¿En qué consiste?

Declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, la Feria de Sevilla es uno de los eventos más esperados del año. Durante la feria la ciudad se llena de farolillos de colores, se pone sus mejores galas y durante una semana los sevillanos se dedican a disfrutar de la música, la comida, la familia y los amigos.

La Feria de Sevilla tiene algunas similitudes con las que se celebran en otras capitales cercanas como Córdoba y Málaga, aunque se realiza a mayor escala y de un modo un poco más privado, ya que la mayor parte de las casetas pertenecen a diferentes familias y grupos.

Si os gustan los toros y queréis aprovechar vuestra visita a la ciudad para asistir a una corrida, la feria es el momento ideal para hacerlo, ya que el espectáculo se convierte en una auténtica fiesta y la Plaza de Toros de la Maestranza reúne a los más importantes maestros del mundo del toreo.

Origen de la fiesta

Los orígenes de la feria se remontan años atrás, con la organización de una feria agrícola y ganadera en 1847 que atrajo ganaderos que se desplazaron hasta la ciudad con sus animales. Con el paso de los años los antiguos establos se fueron convirtiendo en las actuales casetas llenas de luz, música y color.

Gastronomía

La Feria de Sevilla es la ocasión ideal para disfrutar de los platos más típicos de Sevilla en un ambiente festivo y tradicional. Las raciones de pescaíto frito en cucuruchos de papel, las papas aliñás y la pringá se riegan con la manzanilla, llegando a consumirse más de un millón y medio de botellas de este vino dulce.

Feria de Sevilla 2019

En 2019 la tradicional Feria de Sevilla tendrá lugar desde el 4 hasta el 11 de mayo. Si queréis visitar la ciudad durante esas fechas clave tenéis que tener en cuenta que los precios de los hoteles aumentan notablemente, pero merece la pena disfrutar de semejante espectáculo.