Hospital de la Caridad

Fundado a mediados del siglo XV con la finalidad de enterrar a los ahogados en el río y a los condenados a muerte, el Hospital de la Caridad de Sevilla es uno de los lugares más queridos por los habitantes de la capital.

Los inicios de la Santa Caridad

La Hermandad y Cofradía de la Santa Caridad se fundó a mediados del siglo XV con la finalidad de acompañar a los condenados a muerte en sus últimos momentos, además de enterrar a los ahogados en el río y a los fallecidos en alguna epidemia.

Las funciones de la Santa Caridad sufrieron un importante cambio de rumbo con la llegada de Miguel Mañara, que se encargaría de la creación de un hospicio para dar alojamiento y comida a los más desfavorecidos. Tiempo después también se encargó de la construcción de una zona dedicada a los enfermos terminales, repudiados en otros lugares.

Un paseo por el Hospital

Tras acceder al hospital a través de la antigua portería, nos encontramos con un patio principal con fuentes, rodeado por columnas y hermosamente decorado con azulejos. En la Sala de Cabildos aún se pueden ver algunos objetos personales de Mañara, además de algunos cuadros.

La parte más interesante del hospital es su iglesia, una obra maestra del barroco sevillano con una sola nave que se encuentra cubierta por una bóveda de cañón. Desde el exterior podemos ver una elegante decoración con azulejos y, mientras descubrimos su interior, nos encontramos con una temática basada en la caridad y la misericordia.

Interesante, pero no imprescindible

El Hospital de la Caridad es un lugar con una gran importancia en la historia de Sevilla y sus habitantes le tienen un cariño especial. A pesar esto, la ciudad está repleta de lugares de interés por lo que, dependiendo del tiempo que paséis en la ciudad, puede ser o no una opción a tener en cuenta.

Actualmente el hospital continúa acogiendo a ancianos sin recursos, destinando los beneficios obtenidos con las visitas turísticas al mantenimiento de las instalaciones.

Horario

De lunes a sábado de 9:00 a 13:30 y de 15:30 a 19:30 horas.
Domingos y festivos de 9:00 a 12:30 y de 15:30 a 19:30 horas.

Precio

Adultos: 8€.
Menores de 18 años: 2,50€.
Jubilados: 5€.
Menores de 7 años: entrada gratuita.

Transporte

Metro: línea 1.
Autobús: líneas 3, 1401 y 21.